¿Va a realizar una obra? Un aparejador le ahorrará tiempo y dinero

 

¿Quién no se ha embarcado en una obra de reforma en algún momento de su vida o conoce a alguien que lo haya hecho?

Recordarán ya que suele ser la tónica general, que durante el transcurso de la misma e incluso podríamos decir que antes, ocurren circunstancias y cambios imprevistos que escapan a nuestro control, ocupándonos todos ellos un tiempo muy valioso que quizás no tengamos.

Si la obra tiene la suficiente envergadura como para que sea necesario realizar un proyecto, será necesario disponer de una dirección técnica que controle la obra y que vele por sus intereses, es decir, la dirección técnica es la representante del promotor en la obra y su función fundamental es que la obra llegue a buen término, vigilando por que el proyecto se ejecute escrupulosamente.

¿Pero qué pasa si la obra no tiene proyecto?

Actualmente, la mayor parte de las obras de reforma que se realizan en su entorno, comunidad, locales comerciales, viviendas, etc, no tienen la necesidad de disponer de un proyecto.

Sin embargo, hay multitud de circunstancias por la cual en este tipo de obras la intervención de un técnico, se hace fundamental o al menos aconsejable para la propiedad:

§  Se generan muchas responsabilidades y es preferible confiar en alguien de confianza que se las gestione.

§  Es necesario controlar diversos puntos de la obra (como puede ocurrir en ciertas intervenciones en comunidades de vecinos) y carecer de recursos para ello.

§  Hay puntos de la obra que requieren ser controlados técnicamente más a fondo.

§  La obra es pequeña pero tiene que cumplir escrupulosamente con la normativa vigente (eliminación barreras arquitectónicas, por ejemplo) y necesita asesoramiento.

§  O simplemente no dispone de tiempo para ello.

§  Etc

¿Son de los que piensan que su tiempo vale mucho?¿Le gustaría tener controlada su obra económicamente, tener la tranquilidad que se realiza dentro de los estándares de calidad y sobretodo tener la certeza de que se va a terminar a tiempo?

No piense automáticamente en el dinero que le va a costar. Le aseguro que la contratación de este técnico con experiencia, le ahorrará tiempo y dinero desde el comienzo.

ANTES DEL INICIO DE LOS TRABAJOS EL TÉCNICO QUE CONTRATE…

§  Estudiará su obra, le asesorará inicialmente sobre lo más adecuado y aconsejable, realizará un borrador de presupuesto y una vez conforme con el contenido, se le facilitará a las empresas contratistas para que elaboren su oferta.

Es muy importante que todas las empresas contratistas presupuesten las mismas partidas de obra, de este modo se compararán más adelante todos los presupuestos en igualdad de condiciones.

§  Contactará con varias empresas contratistas, quedará con ellas en el lugar donde se van a ejecutar los trabajos y realizará un estudio con los presupuestos que se le entreguen, para estudiarlo con usted detenidamente.

Este estudio nos dará mucha información previa permitiéndonos conocer a priori por donde rondan los precios del mercado, si alguna empresa oferta una baja desproporcionada con respecto a las demás lo que nos hará desconfiar, etc., es decir, nos ayudará enormemente para decantarnos por la empresa más adecuada.

§  Le asesorará y ayudará a elegir la más idónea, dentro de unos estándares calidad-precio, aunque la decisión siempre será suya.

§  Le asesorará sobre el contenido del contrato de servicios que el contratista deba aportarle, negociando cláusulas según convenga a ambas partes (plazos, formas de pago,…)

§  Ajustará con la empresa contratista elegida el presupuesto antes de contratarlo, siempre que existan cabos pendientes de atar (mediciones erróneas, precios excesivos o fuera de mercado, partidas unitarias,…)ahorrándole en la mayoría de los casos importantes cantidades económicas.

§  Solicitará a la empresa elegida toda la documentación legalmente exigible tanto en materia laboral como preventiva.

Esta documentación se debe exigir rigurosamente, ya que se va a convertir enpromotor de obras y por tanto responsable de las mismas.

§  Gestionará en su nombre todas las licencias exigibles por su municipio, residuos urbanos, entrega de avales, etc, requisitos necesarios para comenzar los trabajos dentro de la legalidad vigente.

DURANTE LA OBRA EL TÉCNICO QUE CONTRATE…

§  Controlará el ritmo de obra para que finalice en la fecha pactada.

§  Marcará unos hitos con el contratista para vigilar aquellos puntos críticos de la obra con más detenimiento.

§  Le asesorará en la elección de los materiales que elija en función de la idoneidad del uso que se le va a dar, relación calidad-precio, etc

§  Si la forma de pago se ha contratado por certificaciones, comprobará que éstas contienen lo ejecutado, teniendo controlado en todo momento que el gasto económico es real.

§  Comunicará al contratista aquellos cambios que usted solicite durante el transcurso de la obra respecto del primer presupuesto.

Aunque la mayoría de las veces es inevitable, es aconsejable evitar estos cambios durante el transcurso de la obra, así como nuevas partidas que no se preveían en el presupuesto inicial, ya que estos cambios generan nuevos presupuestos parciales, aumentando el importe final del presupuesto.

§  Revisará aquellos presupuestos adicionales que surjan durante el transcurso de la obra.

Este punto es muy delicado, ya que suele ser donde las empresas dejan de afilar el lapicero y por ende donde suelen absorver los desvíos económicos que puedan tener. La gestión en este punto es muy importante y es determinante para que el presupuesto de su reforma no se desvíe al alza.

§  Negociará con el contratista nuevos plazos de terminación, en el caso de que los cambios hayan sido significativos.

AL FINALIZAR LOS TRABAJOS EL TÉCNICO QUE CONTRATE…

§  Le asesorará en la liquidación económica final y si lo requiere lo discutirá en primera persona con el contratista.

§  Gestionará en su nombre el final de la obra, devolución de avales entregados en el ayuntamiento, residuos urbanos, etc.

Del Blog de Jose J. Hernandez, Arquitecto Técnico

Los comentarios están cerrados